Techo

Amor Hasta el Techo: Crónica de la Fiesta de la Amistad

Esta fue una noche verdaderamente especial.
Fiesta de la Amistad

Momentos de Alabanza

MONTERREY, MÉXICO. En esta ocasión, los Jóvenes de Brisas tuvimos una velada muy especial dedicada al amor. Salimos de las cuatro paredes y nos aventuramos al aire libre. En la azotea de un estacionamiento, con pequeñas luces iluminando el lugar, las estrellas como nuestro único techo y el majestuoso Cerro de la Silla de fondo, tuvimos un tiempo increíble para disfrutar del amor perfecto de Dios.

“No hay un amor más grande que el dar la vida por los amigos.” Juan 15:13 NTV

 

Nuestro líder de jóvenes, Raúl Nelli, nos compartió un mensaje que vino a mostrarnos el amor de Dios para con nosotros. El lugar lucía repleto. Finalizando el mensaje pudimos apreciar dos dramas; el primero acerca de los peligros de llevar una vida “perfecta” olvidando a Dios, y el segundo tocando el tema de las máscaras detrás de las cuáles nos escondemos para aparentar algo que no somos. Una vez terminados los dramas, el altar se llenó de jóvenes que respondieron al llamado de Dios, buscando y anhelando ese amor que ahora vemos reflejado en una cruz. Lágrimas corrieron, oraciones se levantaron y corazones fueron tocados.


También lee: Solo conociendo el verdadero amor tendremos relaciones profundas


“En medio de un mundo caótico y en decadencia, pudimos tener un pequeño y hermoso oasis.”

 

Fiesta de la Amistad

Hora de la Comida

Terminó el mensaje y llegó la hora de la cena. Tres food trucks estaban preparados para recibir cerca de 400 jóvenes hambrientos. Las hamburguesas fueron todo un deleite. Las mesas se llenaron y el sonido ambiental incluía un sin fin de risas. Se podía respirar la camaradería entre los jóvenes, era más que evidente que estaban pasando un buen tiempo. El set de fotografía fue memorable, como ya es costumbre. Jóvenes se formaron para poder obtener un recuerdo que durará (esperemos) por muchos años.

 

Pudimos experimentar un ambiente distinto al que se vive afuera. Percibimos ese amor y esa amistad que solo puede ser producto de algo sobrenatural. Sin embargo, en el corazón de muchos jóvenes quedó grabado un llamado a la acción. No solo se trata de amar a las personas que son cercanas a nosotros, sino de amar a aquellos que están buscando el verdadero amor. El único amor verdadero que podemos encontrar es Jesús. En medio de un mundo caótico y en decadencia, pudimos tener un pequeño y hermoso oasis.

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”. Juan 3:16 RVR 1960

Jóvenes de Brisas

Jóvenes de Brisas posan frente a mural

Fue precisamente ese amor el que llenó el lugar, Él es el motivo. De entre todos los lugares y todas las actividades que pudimos haber hecho ese día, Dios eligió hacernos coincidir ahí. Él no se equivoca.

Categorías
¡Entérate!
¡Sé el primero en comentar sobre este artículo!

Deja Un Comentario

¡Entérate!

Suscríbete a nuestro correo semanal.

*Que no se te pase.