Oportunidades

Año Nuevo, Oportunidades Nuevas

Es tiempo de hacer algo distinto

Este año si voy a hacer ejercicio y comer saludable. Ahora sí voy a ahorrar y mejorar en mis finanzas. Este año voy a viajar más. Voy a levantarme más temprano y estar menos estresado. Voy a continuar estudiando, cambiaré de coche, de trabajo, etc. ¿Cuántos propósitos tienes para este año? Tengas una lista de propósitos o no, lo cierto es que un año nuevo es una oportunidad para meditar en todo lo sucedido el año anterior: si se cumplieron metas y se alcanzaron propósitos, o si solo fueron deseos de hacer algo.

Lo principal de todo esto es que aprendamos a diferenciar entre esforzarnos hasta el final por cumplir los propósitos, ser diligentes y ver buenos resultados o si solo esperamos a que pase el tiempo y las cosas sucedan solas. A veces solo estamos deseando cumplir metas sin hacer nada al respecto.

Los perezosos ambicionan mucho y obtienen poco, pero los que trabajan con esmero prosperarán. Proverbios 13:4 RVR1960

No te quedes solo anhelando algo, sé activo y aplicado y verás cómo serás prosperado.


También lee: 4 Propósitos Realistas para el Nuevo Año


Dios es lo más importante

Es importante trazarnos metas y objetivos. Esto nos ayuda crecer y avanzar en nuestra vida, pero lo más importante es que Dios sea lo principal día con día y año con año.


Podemos hacer nuestros propios planes, pero la respuesta correcta viene del Señor. Pon todo lo que hagas en manos del Señor, y tus planes tendrán éxito. Proverbios 16:1 y 3

Puedes tener muy buenos planes para tu vida este 2017, pero debes saber que Dios también tiene propósitos para ti. Él quiere verte prosperar y tiene planes de bien y no de mal, tanto en el ámbito personal y espiritual, como en el profesional y familiar. No puedes vivir solo con el deseo de cambiar algún mal hábito o iniciar un buen hábito en tu vida. Las cosas buenas cuestan. El que quiere azul celeste, que le cueste ¿no?

Debes esforzarte pese a las dificultades u obstáculos que se te presenten mientras avanzas. Recuerda tener tu mente fija en la meta y tus ojos puestos en el lugar correcto. Este 2017 haz que sea un año diferente. No solo te esfuerces por alcanzar lo propio, sino que sea el año en el que alcances todo lo que Dios tiene para ti.

¿Qué proponernos?

La mayoría de las cosas que nos proponemos son buenas. Nos ayudan a crecer, a desarrollar nuevos y mejores hábitos. Pero aquellos propósitos que cambien el rumbo de nuestra vida serán los de mayor impacto. Los propósitos que te llevarán a un nuevo nivel en tu vida personal, familiar, espiritual o profesional son en los que debes esforzarte y ser constante. Aquellos propósitos que requieran un reto y dar la milla extra son los que harán que dejes a un lado la pereza y seas disciplinado. Es decir, que hagas las cosas no porque te gusten sino porque sabes que al hacerlas verás la recompensa y fruto de tu esfuerzo.

Mi mandato es: “¡Sé fuerte y valiente! No tengas miedo ni te desanimes, porque el Señor tu Dios está contigo dondequiera que vayas”». Josué 1:9

¡Avanza! No retrocedas. Haz cosas nuevas y no desmayes. Busca a Dios con todo tu corazón. Permite que Dios te guíe y hable a tu vida a través de Su palabra. Ora más tiempo. Todas estas cosas te ayudaran a alcanzar lo que Dios quiere que alcances y poco a poco verás cómo prospera tu vida.

La plenitud y bendición que Dios desea para tu vida va más allá de comerte doce uvas llegando la media noche del 31 de diciembre, correr con maletas vacías, usar ropa de cierto color y una serie de cosas más que son solo suposiciones para obtener prosperidad. Recuerda que “… los que trabajan con esmero prosperarán. Proverbios 13:4.” Dios honra a quienes lo honran.


También lee: Todo cristiano debe conocer estos 10 puntos para enfrentar el 2017


Agradece el cuidado de Dios

Entren por sus puertas con acción de gracias; vayan a sus atrios con alabanza. Denle gracias y alaben su nombre. Salmos 100:4

Dios es y ha sido bueno contigo y conmigo. Él nos bendijo todo el año que pasó, pese a las dificultades que pudimos haber tenido siempre estuvo con nosotros. En el libro de Mateo, en el versículo 28:20 dice que Él estará con nosotros todos los días de nuestra vida hasta el fin del mundo. Así como nos bendijo el año pasado, este año desea bendecirnos aún más. Debemos ser agradecidos por Su amor, cuidado, protección, misericordia, provisión y por el privilegio que nos da de seguir dentro de sus planes.

Quizá en el 2016 no viste los resultados que hubieras querido ver. Algunos son solo cuestión de tiempo y de esperar y confiar en Dios. Cuando menos lo esperes puedes ver cosas increíbles de parte de Dios. En todo tiempo sé agradecido.

¿Qué quieres que suceda este año?

Todos queremos vivir cosas buenas y emocionantes y ser bendecidos por Dios. Queremos disfrutar de una buena salud, tener un buen trabajo, vivir en paz y ser felices; ¿qué vas a hacer para recibir estas bendiciones que sin duda alguna Dios quiere darte?

Muchas de las cosas que te sucederán este año que recién iniciamos dependerán de ti mismo. Las decisiones que tomes hoy tendrán un impacto el día de mañana. Diariamente estás edificando y construyendo tu vida con los materiales que vas escogiendo. La ley de la siembra y la cosecha aplican para todos. Es necesario sembrar aquello que deseas cosechar el día de mañana.

La vida se nos presenta como una oportunidad en la que podemos labrar con nuestras propias decisiones el destino que Dios ha puesto delante de nosotros.

Hoy te he dado a elegir entre la vida y la muerte, entre bendiciones y maldiciones. Ahora pongo al cielo y a la tierra como testigos de la decisión que tomes. Deuteronomio 30:19

Dios está de tu lado

No seas uno más que se queda con el deseo de haber alcanzado metas y propósitos, esfuérzate y sé disciplinado.

Seamos inteligentes en nuestra manera de actuar y pidamos dirección a Dios antes de tomar una decisión. De esta manera podremos estar seguros de que la felicidad estará en cada uno de nosotros.

Hay personas que con su ejemplo van a estimular tu esfuerzo y ayudarte a alcanzar las metas y objetivos trazados. Siempre el mejor y principal ejemplo siempre será la vida de Jesús. Esfuérzate en ser valiente, pídele a Dios sabiduría y ten el valor de seguir adelante.

Recuerda que Dios está de tu lado y quiere verte prosperar, puedes confiar en esa verdad. Cada situación que se te presente tómala como una oportunidad para desarrollar carácter, para aprender lecciones, crecer en fe y paciencia y a no repetir los mismos errores. Cada día tienes la oportunidad de aprender cosas nuevas.

Dios desea que mejores tu relación personal con Él y dispongas de tu tiempo para Él. Dios desea que puedas involucrarte en actividades que le agraden. Quiere que vivas una vida que lo honre y puedas compartir con otras personas de lo que Él ha hecho contigo. Cuando pones en primer lugar a Dios en tu vida, tus propósitos se alinean a los que Dios tiene para ti, planes de bienestar y bendición.

No te quedes a medias. No seas uno más que se queda con el deseo de haber alcanzado metas y propósitos, esfuérzate y sé disciplinado. Este 2017 viene con nuevas oportunidades de Dios para ti. Si Dios está contigo, ¿quién contra ti?

Categorías
Crecimiento Espiritual
¡Sé el primero en comentar sobre este artículo!

Deja Un Comentario

¡Entérate!

Suscríbete a nuestro correo semanal.

*Que no se te pase.