¡No Más del Montón!

Dios nos llama a estar firmes en Su ley.

Ser diferente no es fácil, porque una de las necesidades básicas del ser humano es la de ser aceptado. Necesitamos sentir que pertenecemos a un grupo.

Quiero compartir algo que creo que es muy importante en estos tiempos que estamos viviendo como cristianos. Debemos buscar vivir una vida que Dios respalde. Quiero enfatizar que los jóvenes cristianos de hoy se enfrentan a un mundo cada vez más difícil.


También lee: ¿Conoces Tu Verdadera Identidad?


Los libros de Éxodo, Números y Deuteronomio contienen la ley de Dios. El pueblo de Israel se encontraba en el desierto después de 400 años de esclavitud, fueron cinco generaciones. Dios les dio Sus leyes con la intención de que Su pueblo no viviera como vivían los egipcios.

Lo interesante es que ellos estuvieron bajo una influencia muy fuerte de Egipto, una sociedad con un estilo de vida muy diferente al deseo de Dios. Era una nación politeísta, tenían orgías religiosas, decadencia, brujería y magia. Ahora ellos iban hacia la tierra de Canaán, otra tierra que también estaba alejada de la voluntad de Dios.

Mientras el pueblo de Israel estaba en Egipto, Dios se manifestó a Faraón para que supiera que solo había un Dios verdadero. Dios envía un mensaje muy fuerte: Que sus dioses no eran dioses. Dios desafía a cada una de sus deidades, las cuales se ven impotentes ante Dios.

En Canaán se practicaba toda clase de malas actividades, pero el propósito de la ley de Dios era que Su pueblo fuera un reflejo de Su carácter.

Había un mensaje fuerte para el pueblo de Israel: Yo soy tu Dios que te cuida. “Cuando levante mi mano poderosa y saque a los israelitas, los egipcios sabrán que yo soy el Señor” (Éxodo 7:5 NTV). En Canaán se practicaba toda clase de malas actividades, pero el propósito de la ley de Dios era que Su pueblo fuera un reflejo de Su carácter.

Si tú analizas a los reyes de Israel, te darás cuenta de algo que tenían todos en común: Cedían ante los pueblos a los alrededores. Este mensaje no es nada diferente para nosotros el dia de hoy porque muchos jóvenes están cediendo ante el poder alrededor de ellos.

Ser diferente no es fácil, porque una de las necesidades básicas del ser humano es la de ser aceptado. necesitamos sentir que pertenecemos a un grupo. Por eso los grupo de la delincuencia organizada tienen tanto éxito, porque jóvenes que son rechazados en sus familias son aceptados tal cual son y hechos parte de un grupo.

Es importante que en estos tiempos tengamos un compromiso fuerte con Dios. El bullying es un problema que se origina debido a un bajo margen de tolerancia, pero en Éxodo 23:2 “No te dejes llevar por la mayoría en su maldad. Cuando te llamen a testificar en un pleito, no te dejes influir por la multitud para torcer la justicia”.

Cuando estamos en la escuela o nos encontramos con amigos, sentimos esa presión a que abandonemos nuestro compromiso con Dios.

Yo en la juventud tuve un tiempo de dificultades. Mi familia era cristiana, pero yo iba a un lugares que no eran apropiados para un cristiano porque cedía ante la presión. Cuando estamos en la escuela o nos encontramos con amigos, sentimos esa presión a que abandonemos nuestro compromiso con Dios.

“Por lo tanto, obedezcan mis instrucciones, y no se contaminen a sí mismos al cometer cualquiera de estas prácticas detestables que cometieron los pueblos que vivieron en la tierra antes que ustedes“ (Levíticos 18:15). El mensaje de Dios es muy claro, no quiero que seas como los egipcios, no quiero que seas como los cananeos; quiero que seas diferente.

Si no tienes un compromiso fuerte con Dios, no vas a resistir la influencia de este mundo. No te dejes influenciar por el mundo que te rodea. “Pues Dios amó tanto al mundo que dio a su único Hijo, para que todo el que crea en él no se pierda, sino que tenga vida eterna” (Juan 3:16). Dios ama a todos por igual, tanto a aquellos que lo conocen como los que no.

“No se dejen engañar: nadie puede burlarse de la justicia de Dios. Siempre se cosecha lo que se siembra” (Gálatas 6:7). Necesitamos aprender a sembrar para vida eterna. El salmo 1:3 habla acerca de las influencias, “Qué alegría para los que no siguen el consejo de malos, ni andan con pecadores, ni se juntan con burlones”. A veces nos encontramos con amigos que tienen conversaciones que corrompen. No estoy diciendo que no saludemos a la gente o que seamos groseros, pero debemos ver quien nos influencia. La mayoría de las adicciones, dicen las estadísticas, llegan por medio de una amistad.

Por ahí hay un dicho mexicano que dice, “El que con lobos anda…”. Hay una verdad detrás de eso.

Dios nos garantiza que si seguimos su camino, Él nos prosperará. “No se asocien íntimamente con los que son incrédulos. ¿Cómo puede la justicia asociarse con la maldad? ¿Cómo puede la luz vivir con las tinieblas?” (2 Corintios 6:14). Este versículo no está diciendo que no tengas compañerismo con ellos, habla de una asociación íntima. Aquí habla de aquellos que no comparten valores. Por ahí hay un dicho mexicano que dice, “El que con lobos anda…”. Hay una verdad detrás de eso.

Mi campo de evangelismo es en lugares públicos ya que, como pastor, paso la mayor parte del tiempo en la iglesia. La gente ahí sabe que soy pastor; a veces creen que soy padre. Una vez un jóven me dijo que quería confesarse. La verdad es que soy padre de tres hijos, pero en fin, el hombre me dio la oportunidad de escucharlo abrirse y de poder compartirle. No estoy diciendo que no nos relacionemos con las personas sino que tenemos que tener nuestra identidad firme: Somos hijos de Dios.

Platicó conmigo un hombre llamado Javier. Él es dentista y, estando en el gimnasio, me preguntó a qué me dedicaba. Me encanta que me hagan esa pregunta porque abre oportunidades. Tenemos que buscar no dejarnos influenciar sino volvernos influencia hacia los demás.

“Dios los bendice a ustedes cuando la gente les hace burla y los persigue y miente acerca de ustedes y dice toda clase de cosas malas en su contra porque son mis seguidores” (Mateo 5:11). Hoy en día hay muchos cristianos alrededor del mundo que están siguiendo perseguidos y asesinados debido a su fe en Jesús.

Si vives en mentira, tendrás un gran sufrimiento.

“¡Levántate, Jerusalén! Que brille tu luz para que todos la vean. Pues la gloria del Señor se levanta para resplandecer sobre ti” (Isaías 60:1). Es importante vivir en la verdad. Si vives en mentira, tendrás un gran sufrimiento.

Un joven me platicaba que estuvo a punto de perder su matrimonio porque su padre le enseñó principios incorrectos que le trajeron consecuencias graves a su vida. Dios pondrá espacios y momentos para que las personas conozcan de Dios y tú debes estar listo, caminando con firmeza con Dios para compartirles. Pero si no lo estás, sucumbirás ante la tentación.

Conocimos una jovencita que se casó con un joven no cristiano. Ahora tienen un hijo que tampoco quiere saber nada de Dios porque la figura paterna del hogar así se lo ha planteado y ha sido un sufrimiento de años por una decisión equivocada.

Estamos viviendo tiempos en los que hace falta ver jóvenes con una profunda convicción por Dios. Necesitamos hacer la diferencia.

 

 

 

Categorías
Viviendo en Cristo
Hay un Comentario sobre este artículo
  • David Zarate
    1 noviembre 2016 at 7:42 pm

    Es cierto!! No es facil seguir el camino de nuestro Salvador, si para El el mayor de todos no fue facil… menos para nosotros… pero a diferencia de El, nosotros lo tenemos a El para ayudarnos en este tipo de adversidades. No sigan lo comun,lo corriente, lo vulgar, sigan su verdadera identidad sagrada. Como esta escrito aqui, no se trata de descriminar y marginar a las personas que no comparten nuestras creencias, sino de serles una luz,un ejemplo de que pueden cambiar a pesar de que el mundo este en contra. Y sobre todo defiendan lo que saben, la Verdad, no hay mejor lucha en que podemos estar que por la Verdad. No se averguenzen por lo que son y saben que bastante nos ha costado adquirirlo, para que vengan personas que no tienen ni el mas minimo interes por las cosas de Dios y las cosas sagradas las hueyan con sus pies y las consideran como nada,y quieran ridiculizarnos y avergonzarnos. Sigan adelante y no se rindan !!!

  • ¡Entérate!

    Suscríbete a nuestro correo semanal.

    *Que no se te pase.

    ¿Quieres Más?