Jóvenes de Brisas Estrena Página Web

Es tiempo de compartir de Jesús.

Compartir el conocimiento de Jesús es permitir a alguien recibir un regalo de parte de Dios inmensamente mayor a cualquier cosa que nosotros pudiéramos dar: vida eterna.

Jóvenes de Brisas estrena un nuevo sitio lleno de artículos, fotografías y videos que podrás compartir con quien quieras. Estamos muy emocionados porque esto representa una gran oportunidad para alcanzar a nuestra generación compartiendo a Jesús.

Regalar es algo maravilloso. Nada se compara con la alegría de dar. Todos los días tenemos la oportunidad de regalar algo a alguien.

A veces damos pequeños regalos como una sonrisa o una taza de café al invitado. Algunos regalos requieren de un mayor esfuerzo como dedicar tiempo a un amigo enfermo o darle dinero a una persona necesitada. A lo largo de tu vida probablemente has dado increíbles regalos a las personas que más amas. ¿Cuál ha sido el mejor regalo que has dado? Quizás un buen perfume o unas lindas flores. Todas estas son maneras de expresar afecto a las personas a nuestro alrededor y el agradecimiento que tenemos hacia nuestro Señor por todo lo que Él ha hecho por nosotros.

Todo cristiano debe distinguirse en su diario vivir por su disposición de dar; sin embargo, cuando de regalos se trata, todos nos quedamos muy cortos en comparación al más grande regalo que jamás se haya hecho en la historia. “Pues Dios amó tanto al mundo que dio a su único Hijo, para que todo el que crea en él no se pierda, sino que tenga vida eterna” (Juan 3:16 NTV). El Creador del universo entregó a Su propio Hijo por amor a la humanidad. ¿Qué clase de regalo es éste? Es el regalo inmerecido de la salvación y la vida eterna a través de Jesús; es el regalo de la vida abundante. Definitivamente no existe un obsequio dentro de ninguna envoltura en todo el mundo que pueda compararse a éste. Esta clase de regalo nos motiva a dar y a servir a otros sinceramente y con amor debido al amor que primeramente fue dado a nosotros.

Es por esto que probablemente la mejor cosa que podamos hacer en realidad es compartir. El regalo que hemos recibido es demasiado grande para una sola persona. Es como si partieras un pastel en tu cumpleaños sin darle ni una sola rebanada a tus invitados. Compartir el conocimiento de Jesús es permitir a alguien recibir un regalo de parte de Dios inmensamente mayor a cualquier cosa que nosotros pudiéramos dar: vida eterna. “Y la manera de tener vida eterna es conocerte a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien tú enviaste a la tierra” (Juan 17:3). Como seres humanos hemos sido creados para dar; pero si dejamos de compartir acerca de Jesús, perdemos de vista lo más importante.

El nuevo sitio de Jóvenes de Brisas está pensado en compartir. Aquí podrás encontrar artículos y contenidos que te traerán enseñanza de la palabra de Dios y que te retarán a tener una relación más íntima con Él. Esperamos que, en cada página que leas, Dios hable a tu corazón de la misma manera que lo hizo con nosotros. Si es así, ¡no te quedes con todo el pastel para ti solo! Compártelo con tus amigos, familiares y compañeros de trabajo. Y si tú aún no conoces a Jesús o no sabes lo que Él ha hecho por ti, no te preocupes. Nosotros nos morimos por compartirlo contigo. Es tiempo de compartir de Jesús.

Categorías
¡Entérate!
Hay un Comentario sobre este artículo
  • Jorge Ruiz
    27 Agosto 2015 at 11:29 pm

    Está muy padre!, muchas felicidades.

  • ¡Entérate!

    Suscríbete a nuestro correo semanal.

    *Que no se te pase.

    ¿Quieres Más?