Congreso de Misiones Mundiales 2015

Que te conozcan a ti.

La misión es clara: Dar a conocer a Jesús en cada rincón del mundo. El mensaje es directo y retador: ¿Estás dispuesto?

MONTERREY, MÉXICO.- La semana pasada tuvo lugar nuestro Congreso Anual de Misiones, celebrado en la congregación Brisas por miembros de todo Castillo del Rey. Este año se eligió el siguiente versículo para el congreso: “Que te conozcan a ti” (Juan 17:3 RVR1960). Pudimos contar con la presencia de conferenciantes como Roger Wolcott, Alfredo Ferrara, David Rice, Larry Hill, Daniel Pelozo y Henk Keamingk. Así como la de nuestros misioneros que se dieron cita desde todas partes del mundo.

El domingo 29 de Noviembre dio inicio el congreso con el ya famoso desfile de banderas de diversos países, con información básica como el idioma, la población y el porcentaje de creyentes cristianos en ese país. También tuvimos conferencias durante toda la semana y talleres misioneros en los que estuvieron presentes representantes de diversos países.

Tuvimos también el privilegio de ver una obra musical que conmovió a más de uno, recordándonos que alrededor del mundo hay gente muriendo a causa de su fe en Cristo. Fue un evento muy completo, en el que vimos danzas especiales y escuchamos cantos llenos de esperanza y de fe.

También fue una semana de mucho aprendizaje para todos nosotros, pero sobre todo de ánimo al ver como hay personas dispuestas a dejarlo todo por Él. Verdaderos guerreros y ejemplos a seguir.

Durante la semana fuimos testigos de lo que está sucediendo alrededor del mundo. Hombres y mujeres apasionados por Dios, hablando acerca de sus aventuras en países o comunidades con culturas y creencias muy distintas. Muchas veces creemos que las misiones son para unos cuantos, pero durante el congreso nos dejaron claro que esa responsabilidad es de todos nosotros, y el campo misionero no está solamente en África o India, por mencionar algunos ejemplos, sino a nuestro alrededor. En nuestra colonia, trabajo, escuela. Solo se necesita un cristiano dispuesto y personas con necesidad de conocer a Cristo.

Pudimos escuchar cómo se están abriendo iglesias en Turquía, como niños de Senegal están aprendiendo de memoria versículos de la Biblia, como en India se va extendiendo el evangelio, y como dentro de nuestro país, en comunidades indígenas, se está enseñando la Palabra en el dialecto de sus habitantes.

Tal vez muchos se hicieron las mismas preguntas, “¿Por qué ellos? ¿Cómo lo hicieron? ¿Qué vio Dios en ellos?”. Si algo pudimos descubrir fue que, cada uno de los misioneros que tuvo oportunidad de hablar al frente, son personas comunes y corrientes, que decidieron creerle a Dios y tomaron muy en serio Su Palabra de ir y hacer discípulos por todo el mundo.
Hay dos puntos que tuvieron en común todas las conferencias. El primero es que la vida cristiana no se centra en uno mismo, sino en aquellos que no han escuchado de Jesús; no pueden creer porque no han escuchado ¿y cómo van a escuchar si no hay quién les predique? (Romanos 10:14). Y segundo, que Dios puede usar a cualquier persona para esa misión.

Todos hemos sido llamados a ser misioneros, de hecho es nuestra responsabilidad. Con nuestro viaje de GES ya a la vuelta de la esquina, este congreso cayó como anillo al dedo. ¿Te atreves?

Categorías
¡Entérate!
¡Sé el primero en comentar sobre este artículo!
¡Entérate!

Suscríbete a nuestro correo semanal.

*Que no se te pase.

¿Quieres Más?