Limpieza

Dios puede darte un corazón limpio y un espíritu renovado

Todos necesitamos un cambio.

En las Escrituras podemos encontrar fervientes oraciones de las que nos podemos apropiar. Tal es el caso de la oración del rey David en Salmos 51 (RVR1960). Su clamor y deseo por la rectitud que viene de Dios se evidencían en las sinceras declaraciones de este pasaje. Quizás conozcas uno de los versículos más famosos de este salmo (v.10). Haz clic en los recuadros en el orden correcto para descubrir el mensaje.

 

 

 

Categorías
Bibl-IQ
¡Sé el primero en comentar sobre este artículo!

Deja Un Comentario

¡Entérate!

Suscríbete a nuestro correo semanal.

*Que no se te pase.