Fiesta de la Amistad: La Crónica

El pasado 13 de febrero los Jóvenes de Brisas decidieron celebrar el amor y la amistad a lo grande.

Monterrey, N.L. – El pasado 13 de febrero los Jóvenes de Brisas decidieron celebrar el amor y la amistad a lo grande. La Fiesta de la Amistad fue la ocasión ideal para invitar a aquellos amigos que teníamos mucho sin ver, a los compañeros de trabajo, o quizá, y ¿por qué no? a ese crush que queremos conocer un poco más.

Después de un tiempo de alabanza, tuvimos la predicación de nuestro invitado especial Abel Zavala, quien nos habló sobre la importancia de relacionarnos con Dios, con nuestros hermanos en Cristo, y con el mundo. Dios desea que entablemos amistades con propósito, que nuestro círculo de amigos no se reduzca a sólo los que comparten nuestra visión, sino que alcancemos la vida de más jóvenes para Cristo a través de una amistad sana y significativa.

Una vez terminado el mensaje comenzó la cena y el tiempo de convivencia. Los food trucks estaban listos para atender a más de 350 jóvenes ansiosos por probar las hamburguesas y, como postre, unas deliciosas donas. Mientras tanto, los fotógrafos captaban los mejores momentos en la zona decorada para la ocasión; amigos y amigas posaban a lado de pompones rojos, o junto a grandes letras de cartón que formaban la palabra FRIENDSHIP.

En la atmósfera se sentía una alegría por festejar las buenas amistades y los noviazgos sanos. Incluso tocó el momento de las declaraciones de amor y regalos secretos. Flores, quequitos, bombones, y mensajes escritos llegaron a la persona destinada entre risas y suspiros.

Nuestro festejo iba acorde a la celebración tan conocida del día del amor y la amistad. Sin embargo, ¿qué es lo que da valor a ese amor y esas amistades? Más allá de reunirnos para festejar las relaciones personales, a los Jóvenes de Brisas nos une Cristo. Él ha enlazado nuestras vidas en una amistad con propósito. Ahora no sólo celebramos por las personas que están a nuestro lado, sino porque un día reconocimos que la mayor y más trascendental amistad es la que fomentamos día a día con Cristo, nuestro Salvador. Esta relación personal enriquece nuestras vidas y le da un sentido a las relaciones que entablamos con los demás. Dios nos manda a ser luz en medio de las tinieblas, a apoyarnos unos a otros. Lo que nosotros hagamos por nuestros amigos puede ser el canal mediante el cual Dios les hable.

El festejo de la amistad fue para algunos una valiosa ocasión para convivir con amigos a los que no ven frecuentemente. Para otros representó una manera diferente de disfrutar estas fechas, conociendo nuevas personas y, sobre todo, descubriendo que Dios desea tener una relación personal con ellos. Si ya estamos sobre el camino, sigamos firmes manteniendo nuestra comunión con Dios. Si aún no lo has hecho, te invito a que hoy tomes la decisión de tener una relación personal con tu Creador.


No olvides leer:

También mira:

Categorías
¡Entérate!
¡Sé el primero en comentar sobre este artículo!

Deja Un Comentario

¡Entérate!

Suscríbete a nuestro correo semanal.

*Que no se te pase.