GES 2017: La Excusa Perfecta

Invasión evangelísitca en Zacatecas
GES
GES

Mi vida, como la de muchos, es como la historia, se divide en un Antes de Cristo (A.C.) y Después de Cristo (D.C.). Pero mi vida cristiana podría dividirse en un antes de GES y después de GES.

¿Qué es GES? El viaje de Generación Escogida se ha estado realizando por casi dos décadas. Durante un periodo de 2 meses, aproximadamente, cientos de jóvenes se preparan con coreografías para los niños, show de payasos, dramas, etc. Sin embargo, todo esto es solamente una excusa. La verdadera razón de GES no es llevar payasitos ni obras de teatro, sino dar a conocer a Cristo.


También lee: Una experiencia única en Zacatecas: ¡GES 2017!


Ciudad de Zacatecas

Este año el viaje se realizó a la ciudad de Zacatecas y sus alrededores. Zacatecas cuenta con aproximadamente 1,579,209 habitantes, de los cuáles menos del 1% es cristiano. Es una ciudad que actualmente ha sido sacudida y lastimada por olas de violencia y secuestros. Sin embargo, nada de esto ha opacado la belleza y la historia que alberga. Y de la mano de Dios, fuimos allá con un propósito: llevar luz en medio de las tinieblas.

Esta vez logramos superar nuestro récord de asistencia. Más de 600 jóvenes de diversas congregaciones de Castillo del Rey apartaron los días 27 al 30 de diciembre para realizar el viaje. Preparados con sudaderas, chaquetas, cobijas, sleeping bags y Biblias, comenzó la aventura. Cerca de 15 autobuses salieron de la ciudad de Monterrey con destino a Zacatecas.

Una vez instalados en los respectivos hoteles, nos dimos cita en la iglesia anfitriona Roca Eterna, para comer, recargar

Payasos animando el evento

baterías y salir a la primera tarde de evangelismo. Cerca de 650 jóvenes se repitieron en toda la ciudad para estar en 25 lugares al mismo tiempo. La invasión evangelística había comenzado y se observaban por las calles de Zacatecas a payasos y jóvenes con globos invitando a la gente al evento. La música, el color, los premios, todo esto parecía atraer la atención de las personas. Los payasos son los que comienzan su participación, animando a chicos y grandes. Más tarde los dramas le dan una mayor seriedad al evento. Y finalmente el mensaje: Cristo es el único camino a la salvación.

Temprano en la mañana es hora de desayunar y tiempo de conferencias. Es importante que todos los jóvenes que van a evangelizar tengamos un tiempo juntos para recibir palabra, adorar, orar y convivir. El tiempo de intercesión por la ciudad de Zacatecas es muy importante, y todos los pastores y jóvenes nos unimos a una sola voz. La fortaleza espiritual es clave para la misión que se nos encomendó.

Tiempos de convivencia

También los tiempos de convivencia y de juegos son siempre necesarios para relajarse un poco y conocerse mejor. El ya famoso “piedra, papel o tijera” retumba dentro del auditorio hasta tener a una flamante ganadora. Así se llega la tarde y con ella la hora de comida. Siempre es una bendición que se nos abra una iglesia para recibir a tantos jóvenes. Podemos ver el corazón de la gente y eso nos hace sentir un mayor compromiso en la obra que estamos haciendo.

GES es más que un viaje y un evento preparado. Es parte del propósito de Dios para el mundo. Es ser una misma iglesia, ir a un lugar y hacer guerra espiritual. Cada tarde que salimos a las calles es algo nuevo. Lugares nuevos, personas nuevas y también nuevos milagros. Ver cómo al finalizar cada evento las personas se quedan para platicar y orar junto con los jóvenes es maravilloso. Solo Dios es capaz de hacerlo. Nada es casualidad y cada persona que se da cita lo hace con un propósito.

Cada ciudad ha representado un reto para GES. Con meses de anticipación nos tomamos el tiempo de prepararnos y orar por el lugar. Llegar y ver la mano de Dios es siempre conmovedor. Es una bendición ver cómo delante de tus ojos las vidas de tantas personas son transformadas. “La Palabra de Dios debe ser escuchada”, y así fue en Zacatecas. Al final de 3 tardes de evangelismo masivo, pudimos alcanzar a 1,500 adultos, y 2,800 niños. Todos ellos abrieron su corazón a Jesús. Nos fuimos de Zacatecas con la certeza de que Dios cumplió Su propósito, y con la esperanza de que todos ellos experimentarán un cambio permanente en sus vidas. Siempre vale la pena invertir en las cosas de Dios.

Nos vemos en GES 2018.

Categorías
¡Entérate!
¡Sé el primero en comentar sobre este artículo!

Deja Un Comentario

¡Entérate!

Suscríbete a nuestro correo semanal.

*Que no se te pase.

¿Quieres Más?