Testimonios

Historias que no escuchaste durante GES 2016 Aguascalientes

Testimonios de lo que Dios hizo en GES 2016 Aguascalientes

Jóvenes portando la sudadera oficial de GES 2016

La Palabra de Dios debe ser escuchada‘. Esto fue lo que se leyó en la sudadera de 500 jóvenes en la ciudad de Aguascalientes, Aguascalientes la semana pasada cuando una multitud de jóvenes viajó cientos de kilómetros desde distintas ciudades del país para decirle a cada habitante de esa ciudad que Dios lo ama.

Al fin llegó Generación Escogida (GES) 2016 Aguascalientes, y junto con el viaje llegaron también un sinfín de testimonios de cómo Dios ha mostrado Su poder en la vida de todos los que participaron. Tanto en la provisión económica como en los permisos que se necesitaban, Dios movió Su mano de tal forma que fue posible llevar a cabo la tan esperada misión.

Después de todo el trabajo hecho para dar a conocer el amor de Dios en Aguascalientes, resultó evidente que el Señor tenía preparado para nosotros mucho más de lo que dimos en este viaje. Aquí te dejamos las experiencias compartidas por jóvenes que vivieron GES 2016 Aguascalientes:


También lee: Historias que no escuchaste durante GES 2016 Aguascalientes


“Nunca había experimentado algo como esto. El segundo día me tocó orar por una persona que me dejó impresionada por cómo Dios estaba tocando su vida. Me contó sobre su hijo que está en las drogas, le estuve ministrando y Dios empezó a obrar. Ella comenzó a temblar y se tomó muy fuerte de mí. Fue algo hermoso. Dios es bueno”.

— Priscila Castillo. Allende, Nuevo León.

“Un padre de familia escuchó el mensaje junto con su hijo. Al final se abrió y contó que él amaba a su esposa y a su familia pero que estaba batallando con homosexualidad. Se quebrantó y pidió oración para ser libre de esa atadura. Recibió a Cristo y yo sé que esa noche Cristo rompió las cadenas de su vida y ahora es libre”.

— Anónimo

“Un joven de 23 años, que es padre de familia, perdió a su hijo hace algunos días y estaba perdido en el alcohol. Llegó a la iglesia todavía oliendo un poco a alcohol y sintió un llamado a acercarse. Terminando me acerqué y hablé con él. Me dijo que quería que el alcohol se fuera de él. Dios me puso frente a él para decirle que Él me había librado de ese vicio para Su gloria”.

— Anónimo

“No solo fue un momento de dar sino también de recibir la dirección de Dios para poder ir por todo lo que viene para el 2017 de parte de Dios y cumplir Su propósito en nuestras vidas”.

— Alondra Ayala Peña

 

Joven compartiendo el Evangelio

“Venía preparado para esforzarme y dar lo mejor, pero no pensé que me fuera a cansar. Sentí mucha dificultad en compartir. Pero me voy feliz de haber dejado la semilla en dos chavas que creían en otros dioses. Espero en Dios que la semilla de fruto. A pesar de argumentar tener dioses indígenas, Dios se movió y permitió que nos escucharan y aceptaran una oración nuestra”.

— Kike Martínez

“Tuve la oportunidad de conocer a Víctor, un niño de siete años adicto a la marihuana. Le hablé de Dios y reconoció que lo que hacía estaba mal. Aceptó a Cristo en su corazón e hizo una promesa con el Señor de dejar ese vicio y compartir de Dios a sus padres”.

— Anónimo

“El enemigo quiso detener la obra en varias ocasiones, en especial con dos chavas que estaban en nuestra habitación quienes tuvieron problemas de salud. El último día no pude asistir a la plaza a compartir porque tuve que ir al hospital a que me inyectaran. Aún así, Dios obró y pude compartirle un poco de Dios a la enfermera que me atendió”.

— Alexandra Flores, Castillo del Rey Brisas


También lee: Generación Escogida 2016 Aguascalientes: Fotos y Recuerdos


Drama: “Libérame”

“El Señor quitó un espíritu de muerte que se había querido apoderar de mí el último año. Bastó con tocar mi corazón a través del gozo que me transmitía el pueblo de Dios. Volví a ver, volví a gozarme”.

 

— Anónimo

“Conocí a una señora de 48 años que se drogaba y quería quitarse la vida. Al ver los dramas que preparamos acerca de la familia, ella reconoció que necesitaba a Cristo en su vida. Cuando me acerque con ella lo reconoció como Salvador”.

— Anónimo

La verdad es que no podríamos terminar de contar todas las cosas que hizo Dios durante estos días en Aguascalientes. Sin embargo, creemos en fe que la semilla que se sembró dará fruto aún si nuestros ojos no lo logran ver, pues la Palabra del Señor nunca vuelve vacía. ¿Listo para el siguiente viaje de Generación Escogida?

 

Categorías
¡Entérate!
¡Sé el primero en comentar sobre este artículo!
¡Entérate!

Suscríbete a nuestro correo semanal.

*Que no se te pase.

¿Quieres Más?