Corazón

¿Por qué es importante buscar el corazón de Dios?

Nosotros nos encontramos en Él.

Hace poco vi a un amigo y nos tomamos un café. Me contaba acerca de su nuevo trabajo. Emocionado, me platicaba lo retador que será su nueva posición. Llevaba tiempo buscando un puesto con las tareas y responsabilidades que estará cumpliendo. Una nueva empresa, un nuevo trabajo y nuevas actividades traían en consecuencia un nivel mayor de exigencia. La exigencia era el punto que le preocupaba.

Mi amigo no se sentía preparado para este reto. Tenía el conocimiento para desempeñar las funciones nuevas. Sin embargo, nunca había trabajado en eso antes. Estaba siendo honesto. Él sabía las fuentes de información precisas donde podía encontrar ayuda para desenvolverse mejor en su trabajo. El punto es que tenía que dar resultados rápidos y desconocía si la misma operación de su nuevo puesto le iba a dejar el tiempo suficiente para buscar ayuda cuando la requería. Conociendo la solución, quizá no iba a poder tomarla.

Esta historia me recordó que quizá alguno de nosotros hemos pasado por algo similar en nuestra vida cristiana. Quizá queremos conocer más a Dios o queremos una relación más estrecha con Él y sabemos cómo dar ese paso pero no lo hacemos o no nos damos el tiempo para buscarlo y conocerlo. ¿Será que no queremos o que no podemos?


También lee: Estos 5 Pasos te ayudarán a vencer la tentación en cualquier momento


Necesitas un corazón limpio

“¿Quién subirá al monte de Jehová? ¿Y quién estará en su lugar santo? El limpio de manos y puro de corazón; El que no ha elevado su alma a cosas vanas, ni jurado con engaño”. Salmo 24:3-4 RVR1960

Cuando te acercas a Dios, hay un efecto inmediato. El buscar a Dios genera ese efecto. En ocasiones ni cuenta te das, simplemente sucede. Buscar a Dios significa dejar tu vida en Sus manos y dejar que Él obre. No buscamos a Dios para que nos cambie, las cosas no son así. Buscamos a Dios porque queremos más de Él y en consecuencia el Señor nos va limpiando y moldeando a como Él quiere que seamos.

No podemos encontrar al Señor, ni mucho menos crecer Él, si en nuestro corazón hay cosas que no son de Él. ¿Cómo puede uno servir a Dios, si su corazón no está limpio? Es solo el corazón limpio, el que percibe a Dios. La verdad, es que caminar de la mano de Dios significa llevar una vida honesta cumpliendo lo que Dios quiere y espera de nosotros en todos los aspectos. Sin embargo, cada vez que damos un paso más para buscar al Señor, ese paso trae un cambio en nuestra vida y se va perfeccionando la voluntad de Dios en cada uno de nosotros. Lo que más desea el Señor es que lo busquemos de corazón.


También lee: 3 Consejos para Tener un Corazón Limpio


Buscar a Dios de corazón

Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida”. Proverbios 4:23

Si quieres la voluntad de Dios en tu vida, debes conocer el corazón de Dios. Es sencillo, cuando buscas el corazón de Dios, estarás encontrando el tuyo. ¿Sabes por qué? Porque si encuentras a Dios o conforme vas conociendo a Dios, te vas encontrando a ti mismo, porque tú eres creación de Él y Él ha prometido estar contigo siempre. Así que, si descubres lo que Él tiene para ti, vas a encontrar el sentido de tu vida, el mismo propósito del por qué estás aquí. El Señor vive en ti, en mí y en cada uno de los que le buscan.

Debes buscar a Dios con todo tu corazón y dejar que el Señor haga lo que tiene pensado en ti. Quizá el proceso será doloroso, pero debes confiar en que Dios solo quiere lo mejor para tu vida.

Categorías
Crecimiento Espiritual
¡Sé el primero en comentar sobre este artículo!

Deja Un Comentario

¡Entérate!

Suscríbete a nuestro correo semanal.

*Que no se te pase.