Testimonios

La Otra Cara del Retiro

En este retiro Dios me ayudó a entender más acerca de la visión y el propósito para mi vida.

Finalmente llegó el 13 de mayo y nuestro retiro de Jóvenes de Brisas tuvo lugar. El Pastor Uriel Pérez fue el portavoz oficial de la palabra de Dios, así como nuestro líder de jóvenes, Raúl Nelli. Fueron tres días donde el Señor utilizó todos los medios para tocar los corazones de los que fuimos. No importa si solo estuviste un día o los tres; el tiempo que hayas estado allí el Señor te habló fuerte y directo.

Fue un tiempo muy especial en el que Dios nos mostró viejas heridas que debían ser sanadas; relaciones familiares que él anhelaba restaurar y Su gran deseo de ponernos en la relación correcta con Él, mostrándonos Su amor y recordándonos que Él es nuestro Padre eterno. Todo esto con un propósito: ser usados por Dios para que otros le conozcan.

Grupo de Alabanza de Jóvenes de Brisas

Grupo de Alabanza de Jóvenes de Brisas

Aquí te compartimos algunos de los testimonios e historias de lo que Dios hizo en los corazones de los jóvenes este fin de semana. Así lo vivieron ellos, ¿cómo lo viviste tú?


También lee: Lo Que Querías Saber del Retiro y Algo Más


‘Es la primera vez que vengo a un retiro, y me gustó más de lo que imaginé. La manera en que Dios habla de forma tan clara es sorprendente. Todo el tiempo estás aprendiendo más acerca de la Palabra y, sobre todo, comienzas a sentir un gozo en tu vida y no quieres separarte del amor de Dios nunca más’.
-Yesely Garza

‘Pasaron casi veinte años desde que mi papá nos abandonó. Tengo cinco años de conocer a Cristo y desde que lo conocí empecé a orar por él. A principios de mayo, mi papá vino a la casa a pedirnos perdón. Pedí consejo a mis líderes y amigos, pero nadie había tenido una experiencia semejante a la mía y no estaba seguro de qué hacer. Sin embargo, Dios acomodó todo para que yo pudiera asistir al retiro y en la primera predicación, Dios me dio la respuesta a través del Pastor Uriel. Doy gracias a Dios por la vida del Pastor Uriel y por la vida de Raúl. En este retiro Dios me enseñó mucho y doy gracias a Dios por este tiempo’.
-Anónimo

‘En este retiro pude ver cómo el Señor puede liberarte. El viernes en la noche tuve una gran lucha para perdonar a mi papá, sin embargo, Dios me ayudó a hacerlo. Me recordó Su gran amor para mí y la manera en que guarda y defiende a cada uno de sus hijos’.
-Yaressy

‘Dios de una manera u otra obrará y se revelará a nuestra vida si tenemos un corazón dispuesto. El viernes, cuando Dios nos habló acerca de perdonar a nuestros padres, no pasé al llamado porque Dios ya me había ayudado a perdonar al mío y pensé: ¡wow! gracias, Dios porque permitiste que sanara esa área de mi vida. Pero el sábado me di cuenta que aún había heridas que no habían sanado, ya que ni siquiera las recordaba, pero ¡gloria a Dios porque nos revela lo que nosotros no vemos! El tema de cierre del domingo, cuando Raúl habló del verdadero propósito y objetivo que debemos tener en nuestras vidas, fue de mucha bendición y más al ver que todo se conjunta para la obra de Dios’.
-Anónimo

‘El Señor me recordó cuál es mi verdadera identidad: una hija Suya; y para qué fui llamada. El amor de Dios es asombroso y Su misericordia es para siempre. Estando en Su presencia todo cambia’.
-Sahori Gálvez

‘Me siento libre y agradecida al saber que no tengo que vivir con errores y cosas no tan buenas de mi familia, y que puedo recibir la gracia de Dios simplemente por Su amor.
-Anónimo

Tiempo de Alabanza

Tiempo de Alabanza

‘Durante todo el retiro Dios me estuvo hablando acerca de heridas olvidadas que Él quería sanar en mí; relaciones con mi familia, particularmente con mi hermana, y con los hombres en general. Dios sacó a la luz los motivos por los que por los cuales había sido tan explosiva y había tenido un mal juicio sobre mis decisiones. Se aseguró de recordarme que soy Su hija y debo comportarme como tal.
-Anónimo

‘Yo creo que todas las personas deberían escuchar el mensaje del Pastor Uriel acerca del corazón paternal de Dios. Sobre todo porque estamos en una sociedad y una cultura en general en la que el abandono familiar y la ausencia de un padre son muy comunes. En una cultura en la que hay muchas madres solteras, a veces sentimos que nadie nos puede amar, si nuestros padres, que fueron nuestra primera figura, no nos dieron amor. Pero entendí dos cosas, una es hay que hay que perdonar y la otra es que Dios y la gente que nos rodea sí nos pueden amar. Quisiera darle un mensaje a los jóvenes que están cerca de Cristo para que oren por las personas que no lo están, porque yo fui una de esas personas que no estaba cerca y me siento muy alegre ahora. Y a los jóvenes que no están cerca de Cristo que lo busquen, aún si no creen en Él, solamente pidan conocerlo y creo que ellos se van a dar cuenta de la respuesta. No tienen nada que perder.
-Pedro

‘Como siempre Dios es bueno, amoroso y misericordioso al hablarme durante todo el retiro y confrontarme en las áreas de mi vida que aún no le había entregado. Sé que no puedo estar en mejor lugar que a Sus pies’.
-Anónimo

‘El haber venido en contra de mi voluntad, consciente de que Dios acomodara todo para recibir el mensaje que sin duda Él preparó, una vez más me hace sentir especial y me confirma que Él no pierde cuidado de mí’.
-Anónimo

‘Para mí fue un tiempo de gran bendición para mi vida. Los mensajes impactaron grandemente de forma espiritual y personal. Los tiempos de convivencia me permitieron hacer nuevos amigos. ¡Gracias Jóvenes de Brisas! ¡Bendiciones para todos!
-Faby Gómez V.


También mira: Las Fotos del Retiro


‘La predicación de la plomada de albañil aún sigue ardiendo en mi corazón’.
-Javi Farías

‘Este retiro fue de mucha bendición para mi vida ya que me ayudó a ser libre de ataduras que con el tiempo se apoderan de nosotros. Me ayudó a perdonar, a corregir errores personales y amar a otros. Aprendí a apreciar y cuidar la libertad que Cristo nos da y a no contaminar nuestro espíritu’.
-Ingrid Velázquez

‘¡Excelente! Me ayudó a perdonar y a conocer mi propósito’.
-Anónimo

Jóvenes de Brisas

Jóvenes de Brisas

‘Dios siempre tiene algo nuevo para nosotros y en este retiro me ayudó a entender más acerca de la visión y el propósito para mi vida: que yo y toda mi casa serviremos al Señor para ser de bendición a otros’.
-Chris Carreño

‘Cuando uno ora, Dios responde. En las situaciones más difíciles e incluso más desconocidas para nosotros, Dios habla tan fuerte que tumba los muros de mentiras que ni siquiera sabíamos que existían. Siento que Dios preparó este retiro especialmente para mí. Hoy me siento libre y puedo amar a mi madre’.
-Anónimo

‘Fue un retiro de mucha bendición para mi vida ya que el Señor me habló y me sanó de cosas que ni siquiera sabía que estaban pasando. Pude ver Su mano en mi vida de una manera especial. Algo que también marcó mi vida fue reconocer que Él me ha dado mi identidad. A pesar de todo, Él me ama y me ve diferente a como yo me veo; para Él soy su princesa amada’.
-Ale González

‘Cuando no quieres decir “te amo” porque no quieres verte vulnerable, se hace un reto expresar las palabras. Sin embargo, es inexplicable cuando Dios viene a ti y te llena de tanto amor que sin temor puedo acercarme a mi hermano, darle un abrazo y expresarle cuánto lo quiero’.
-Anónimo

‘Soy una joven que creció en un hogar cristiano desde pequeña, pero poco a poco el mundo empezó a envolver a mi familia, y reconozco que quizás estuve tibia espiritualmente, y aún así Dios nunca dejó de mostrar Su gracia y misericordia todos los días. Llegue a tener incredulidad por miedo, y muchas veces intente tirar la toalla, reclamando por qué yo tenía que estar sola en esta carrera. De alguna manera mis figuras de autoridad y personas muy amadas por mi, hirieron mi corazón con palabras o actitudes que me llevaron a crear una barrera, y cambiar mi manera de ser sin que yo me diera cuenta. Incluso yo pude llegar a lastimarlas de igual manera sin saberlo, por intentar poner un alto equivocado o intentar bloquear todo eso con indiferencia, y creer todas esas mentiras, las cuales crearon una pisca de miedo y amargura en mi vida. Lo que Dios me dijo tal cual en este retiro fue que todas esas palabras como: “No sirves para nada, eres una inútil, tu manera de ser no cabe en el mundo”, entre otras cosas, son una absoluta mentira de

Pastor Uriel Pérez Predicando

Pastor Uriel Pérez Predicando

el enemigo porque lo que él quiere es que no se cumpla la herencia de Dios en nuestra vida; pero Dios me dijo: “Todo lo que fue robado en tus antepasados serán devueltos.” Esto se refiere a tu familia, tu llamado, tu herencia, todo.

 

Pero Dios necesita hombres y mujeres de valor, que estén dispuestos a decir: Heme aquí, Señor, te rindo mis derechos. Personas realmente esforzadas y valientes que no tengan miedo y no se desanimen (Josue 1:9) para que Él pueda cumplir las promesas en nuestra vida.

Se que quizá hay muchos jóvenes como yo, por eso me anime a compartir este testimonio. Agradezco a Dios por permitirme estar en este retiro y la palabra que se impartió aquí. A ti que estás leyendo esto, no permitas que el enemigo te intente quitar tu identidad de hijo, Él nos ha escogido y es el único que da el amor verdadero. Nunca olvides que Jesús está a tu lado’.
-Anónimo

Categorías
¡Entérate!
¡Sé el primero en comentar sobre este artículo!

Deja Un Comentario

¡Entérate!

Suscríbete a nuestro correo semanal.

*Que no se te pase.