Tienen Cara de que Oran

Reunión 10 de octubre

Después de esta predicación, nos quedó muy claro el mensaje: No podemos dejar de orar. La oración te acerca a Dios y te permite no solamente hablar con Él sino que también escucharlo. Haz una pausa en tu día y dedica un momento para conocer lo que Dios quiere hablarte.


No olvides leer:

También mira:

Categorías
Caras de Brisas
¡Sé el primero en comentar sobre este artículo!
¡Entérate!

Suscríbete a nuestro correo semanal.

*Que no se te pase.

¿Quieres Más?