¡Ven a la Fiesta!

El banquete está servido, solo faltas tú.

¡Por ningún motivo nos perdemos una fiesta! Menos si el que nos invitó es nuestro Padre. Durante esta reunión Dios nos habló acerca de hacer a un lado todas las excusas que nos alejan del gran banquete que Él ha servido: Su presencia. ¡Tú también estás invitado! Confirma tu asistencia.

 


No olvides leer:

También mira:

Categorías
Videos
¡Sé el primero en comentar sobre este artículo!

Deja Un Comentario

¡Entérate!

Suscríbete a nuestro correo semanal.

*Que no se te pase.